Suscríbete a
Posts
Comentarios

Moscatel Colmenares Trasañejo Legítimo Año 1868LariosCoMoscatel Colmenares Trasañejo Legítimo Año 1868 ContraetiquetamenaresMoscatelTRASEROsmVino: Moscatel Colmenares Trasañejo Legítimo Año 1868
Bodega: Larios (Málaga)
Enlace de la bodega:
Denominación de Origen / Zona: D.O. Málaga
Variedad: 100% Moscatel
Alcohol: 16% vol.
Elaboración: Vino procedente de la mítica solera Colmenares de la desaparecida Bodegas Jiménez y Lamothe, adquirida por Larios en 1918. Uva procedente de diversos viñedos seleccionados en el municipio de Colmenar, en la Axarquía. Considera por la bodega como su buque insignia apenas se comercializó durante décadas y tan sólo se producía en un pequeñísimo número de botellas, principalmente destinado a compromisos y consumo familiar. Se trata de una solera muy vieja datada de 1868 pero que seguramente procede de otra aún más anciana, de la que se desconoce la procedencia. Las partidas extraídas eran mínimas y las botas se refrescaron en pocas ocasiones. Embotellado a principio de la década de los 60.
Nota de cata: Color marrón oscuro, ribete yodado bien oscuro, capa bien alta y gruesa lágrima bastante lenta y suavemente tintada. Sin agitar la copa el vino ya muestra buena raza y con una serie de registros sin fin: chocolate con leche y chocolate negro, dátiles secos, higos secos, cacao en polvo, maderas viejas,… que se intensifican al agitar la copa y prosigue con chocolate negro fundido, pastel de higos, miel seca, suaves notas lácteas que recuerdan el arroz con leche con abundante canela, vainilla y caramelo líquido (nos recuerda un exquisito flan artesanal); y se va abriendo más mostrando su perfil más fresco con unas suaves notas cítricas bastante intensas en forma de limón escarchado y glaseado, cáscara de naranja seca, dátiles secos, pasas maduras que recuerdan un Pedro Ximénez de Jerez de gran solera (superior a un VORS) pero con mucha más frescura, ligera sensación de salinidad que recuerda la sal bien húmeda que se puede encontrar en las salinas al lado del mar, granos de café arábica, hojas de tabaco de puro tanto frescas como secas y vuelven a surgir las notas iniciales en nariz, todo un carrusel o tiovivo aromático. En boca tiene una excelente entrada con una suave cremosidad que recuerda al chocolate a la taza (difiere en nariz que se mostraba más como chocolate negro o cacao en polvo), intensos tostados de la barrica que aportan su grano de cremosidad, sensaciones dulzonas y amieladas con matices cítricos, espectacular acidez que se configura con un perfil bastante cítrico, higos secos bien carnosos, un recorrido muy refrescante y con una elegancia sin fisuras que discurre lentamente sin prisas y sin pausa alguna, grueso y con un magnífico volumen con una textura suavemente carnosa, notas dulzonas que no resultan nada empalagosas, recuerdos de hoja de tabaco de masticar, miel cítrica, con mucha profundidad e intensidad, redondo, envolvente y sin ninguna fisura, noble persistencia. Final muy largo, postgusto de frutos secos (dátiles y pan de higo) y amielado, y retronasal suavemente cremoso.
¡Impresionante! Apoteósica moscatel malagueña.
Nota personal: 99+
Precio: 75 €

Deja un comentario