Suscríbete a
Posts
Comentarios

La Bota de Amontillado No. 49 "Bota A.R."Vino: La Bota de Amontillado No. 49 “Bota A.R.” (3/8)
Bodega: Equipo Navazos
Enlace de la bodega: www.equiponavazos.com
Denominación de Origen / Zona: D.O. Jerez-Xérès-Sherry
Variedades: 100% Palomino Fino
Alcohol: 22% vol.
Elaboración: La Bota de Amontillado 49 “Bota A.R.” pertenece a la serie de single casks de vinos viejísimos procedentes de Gaspar Florido vía Bodegas Pedro Romero que comenzó con La Bota de Palo Cortado 41 “Bota NO”, continuó con La Bota de Palo Cortado 47 “Bota NO” y La Bota de Palo Cortado 48 “Bota Punta” y, al menos por ahora, termina con éste y con La Bota de Palo Cortado 51 “Bota GF”. Hasta su embotellado en 2013-2014, estas botas han reposado en la Sacristía de Bodegas Pedro Romero, situada en el “Barrio” de Sanlúcar, muy cerca la localización original de Gaspar Florido. La horquilla de vejez media estimada de estos vinos se mueve entre los 55 años o más de los más “jóvenes” hasta los más de 80 años del más viejo, condición que a todas luces corresponde a este venerable Amontillado 49. Éste es el más salvaje y viejísimo de estos cinco vinos, aún más concentrado que el Palo Cortado 47, del que es una especie de hermano ligeramente mayor. Las siglas “A.R.” hacen honor a la exclusiva solera Ánsar Real, que es de donde se seleccionó esta bota.
Nota de cata: Color marrón ambarino algo oscuro, brillante y densa lágrima. Notable intensidad en nariz con unos marcados aromas de frutos secos (almendras tostadas), maderas nobles con ligeros matices de brasa, cacao y café torrefactado, caramelo quemado, turba seca, hoja de tabaco y suave matiz de miel seca de fondo. Notable entrada en boca con un recorrido bien punzante, las notas tostadas de la barrica se muestran muy marcadas, frutos secos tostados, caramelo, densa sensación de miel, excelente acidez, untuoso, gran amplitud y buen volumen, notable persistencia. Final bien largo, postgusto de caramelo de miel y retronasal ahumado.
¡Delicioso!
Nota personal: 98
Precio: 175 €

Deja un comentario