Suscríbete a
Posts
Comentarios

IV Desafío Verema

Una larga espera de 60 meses como si se tratara de la crianza de un magnífico Cava en los preciosos subterráneos de las bodegas del Penedès, éste es el tiempo que ha pasado entre el VIII Desafío Verema y la novena sinfonía de vinos a ciegas.

De nuevo se procede a una selección de 100 candidatos-foreros-veremeros o mejor nos definimos “amantes del vino con un punto de locura” 😉

Perfecta recepción de las botellas en una magnífica caja que me la voy a guardar para cuando necesite enviar botellas a algún punto de la geografía peninsular, nada de reciclaje.

 

Las botellas recibidas: 2 blancos y 4 tintos. Todas numeradas y con un re-encorche que da miedo en todo Desafío, pero es necesario para no dar pistas sobre su origen. Las catas se desarrollan con normalidad empezando con los blancos (botellas #1 y #4), y luego los tintos por su orden. La botella número 5 se descartó por varios motivos, parece ser que no había llegado en buen estado a determinadas personas y no daba tiempo de reponerlas. Es verdad que el tiempo dado para este Desafío era muy escaso, un pequeño fallo que espero que en el próximo Desafío se corrija.

Con el tiempo algo justo, las fichas se enviaron correctamente y sólo faltó la espera hasta que se anunciaron los ganadores. Y finalmente llegó el correo esperado con la clasificación, que curiosamente en esta edición no se publicaron en Verema, por motivos de privacidad y que cito textualmente “El ranking total de usuarios no se ha hecho público para respetar la privacidad de todos los participantes”. Ha habido debate sobre el tema en el foro de Verema, muy interesante por cierto.

Y el resultado fue (cita textual): “… y aquí va el puesto definitivo en el que has quedado en esta edición del Desafío: Usuario Demos, puesto: 4

Aunque lo importante de una cata a ciegas, sea del formato que sea, es poder valorar o calibrar o examinar los propios conocimientos que cada uno tiene sobre los vinos, siempre es una gran satisfacción llegar a perfilar cada uno de los vinos catados. La clasificación es lo de menos, más importante fue poder adivinar 2 de los vinos y conseguir definir las características organolépticas de los restantes vinos con bastante éxito.

Esperando el próximo Desafío …

Deja un comentario